Join our family of curious Kansas Citians

Discover unheard stories about Kansas City, every Thursday.

Thank you for subscribing!

Check your inbox, you should see something from us.

Sign Me Up

Excuse the interruption.

Like what you see? For more stories like this, sign up for our newsletter. It drops in your inbox every Thursday.

Thank you for subscribing!

Check your inbox, you should see something from us.

Sign Me Up
Hit enter to search or ESC to close

Por siempre 18: Uzi Pecina aparentaba estar bien, pero no era así

Los expertos recomiendan hablar con niños a temprana edad para frenar el estigma asociado con salud mental

Share this story
Above image credit: A Uzi Pecina (fotografiado) le encantaba viajar. Aquí se observa en Dallas, Texas. Un año después, falleció. (Facebook)

Note: To read this story in English click here: “Forever 18”


Uzi Pecina portaba una sonrisa contagiosa y un estilo impecable, un completo “sneakerhead”.

Como músico, escuchaba música de reggaeton, particularmente Daddy Yankee, y tocaba en la banda de su padre, Trio Aztlan, y en su propia banda, Theta Intellect. Orgullosamente, se identificaba como mexicoamericano.

Uzi tenía solo 18 años de edad cuando murió por suicidio.

“Uzielito era un motor y… no vimos ningún dolor, ninguna ansiedad”, dijo su padre, Uzziel Pecina.

Pecina lo encontró por un sendero detrás de su casa, la búsqueda provocada por una nota que Uzi dejó a su hermano menor que decía, en parte: “Papá sabe dónde encontrarme. Lo siento mucho”.

“Estaba aprendiendo cómo enmascararlo, cómo ocultarlo”, dijo Pecina.

“No quiero estar aquí”

Cuando tenía unos cuatro años, personajes de ficción como Santa Claus y Chuck E. Cheese lo asustaban. Pero sus padres no imaginaban que esto podría tratarse de un signo temprano de ansiedad, compartió su madre, Adriana Pecina. De lo contrario, Uzi era un niño feliz.

Años después, cuando Uzi ingresó a una nueva escuela secundaria, se aisló de sus hermanos y se escondió en su habitación. Esto nada extraño para Pecina, quien también padeció de depresión y ansiedad en su juventud.

“Realmente me mantuvo fuera de la escuela cuando era niño,” dijo Pecina, actual profesor de música en la Universidad de Missouri, Kansas City. Sus propios padres le dijeron que lo superara, así que eso mismo le aconsejó a su hijo. Pero Uzi respondió con: “No quiero estar aquí.”

Esa fue la primera vez que dio a saber que no quería vivir.

No volvería a mencionarlo ya que se mantuvo ocupado viajando, escribiendo música con sus compañeros de banda y tocando con su padre. La vida continuó y sus síntomas de crisis de salud mental jamás fueron atendidos.

Expertos en salud mental en Kansas City dicen que los signos como los de Uzi a menudo se ignoran o se malinterpretan. A veces los padres suponen que su hijo solo está triste o enojado. Pero no hablar sobre el tema de la salud mental –o peor aún, ignorarlo- contribuye al tabú relacionado con la depresión o la ansiedad.

Oscar Orozco, trabajador social en el hospital Children’s Mercy, trabaja con niños en riesgo casi a diario. Muchas veces, Orozco es la primera persona en preguntar a los niños sobre sus sentimientos. A través de conversaciones con los menores, identifica cuándo intervenir y asegura que los niños sean tratados por un terapeuta o por otro método.

Sin embargo, él considera que estos temas de la depresión y ansiedad en la infancia no se están abordado lo suficientemente pronto.

“[A] muchos de los niños que vemos ingresar a nuestras salas de emergencia [se] les hace creer que no pueden hablar sobre lo que pasa en su cabeza… lo que están sintiendo,” dijo.

La falta de atención a signos de crisis temprana en la infancia puede convertirse en depresión severa, ansiedad, trastorno de estrés postraumático o arrebatos de comportamiento, compartió Orozco. Además, la falta de acceso a recursos de salud mental y educación en el tema agrava aún más el problema.

probabilidades de buscar ayuda para salud mental
Foto: Mientras que las comunidades blancas tienen la mayor prevalencia de enfermedades mentales, los asiáticos, afroamericanos y latinos tienen menos probabilidades de buscar ayuda debido a los estigmas culturales y sociales. (Infografía | Josh Boston)

Los síntomas en los niños – desde los tres años hasta la adolescencia – pueden ocultarse a simple vista, desde dolores de estómago hasta conductas perezosas, dijo Trista Perez-Crawford, psicóloga pediátrica de Children’s Mercy. Agregó que es crucial hablar con los niños a una edad temprana y hacerlos saber que está bien expresar que están tristes, enojados o ansiosos.

Normalizar las conversaciones sobre salud mental, incluso con los jóvenes, ayudará a frenar el estigma común: que recibir ayuda es vergonzoso o un signo de debilidad. Pregúntele a sus hijos acerca de su día, o si quieren hablar sobre un incidente difícil que ocurrió esa semana.

“Lo que sabemos es que [en las comunidades minoritarias] tienen más de estos comportamientos depresivos y de ansiedad a una edad más temprana que la comunidad mayoritaria”, dijo Perez-Crawford. “Es algo de lo que debemos estar hablando”.

La concientización sobre el suicidio ha marcado titulares a medida que los suicidios de adolescentes van en aumento. Esto ocurre en todo el país y en el área metropolitana de Kansas City, impulsando movimientos como “Zero Reasons Why”. Aproximadamente el 14 por ciento de los niños de cuatro a 14 años padecen de una enfermedad mental como ansiedad o depresión, y estas cifras han aumentado constantemente en los últimos años.

Asimismo, también afecta a las poblaciones minoritarias a un ritmo creciente. Un estudio reciente de la Asociación Estadounidense de Psicología encontró que los latinos de edad escolar secundaria tienen tasas más altas de depresión. Si bien los jóvenes de minorías e inmigrantes son particularmente propensos a la depresión, son menos propensos a buscar ayuda.

“El nivel de síntomas depresivos para todos los estudiantes latinos en el estudio ya era más alto que el promedio, posiblemente debido a la discriminación contra la comunidad latina”, dijo el investigador principal del estudo Zachary Giano, becario postdoctoral en la Universidad Estatal de Oklahoma.

Percentage of Latinos versus White people who get mental health help
Foto: (Infografía | Josh Boston)

Los puntos de tensión incluyeron deportaciones y el aumento de incidentes raciales, como el acoso o los crímenes violentos. En los últimos cinco años, los delitos de odio “dirigidos a personas” aumentaron en casi un 27 por ciento, según el Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo.

Esta estadística particular afectó a los Pecina, quienes se identifican como mexicoamericanos.

“Destrozado”

En 2016, Uzi se unió a las Reservas del Ejército.

Pecina, también reservista del ejército estadounidense, pensó que sería un buen programa para su hijo. Por ello, cuando Uzi todavía cursaba su último año de la escuela secundaria, comenzaron el proceso de solicitud. Aunque Pecina sabía lo difícil que podía ser el entrenamiento, le preocupaba más que su hijo padeciera de asma que el estado de su salud mental.

Uzi Pecina con sus sargentos
Foto: Uzi Pecina (centro) publicó esta foto con sus sargentos en su perfil de Facebook con lo siguiente escrito: “El 14 de junio marca el aniversario 241 del Ejército de Estados Unidos. Casualmente, también es el mismo día en que me envían a Formación Básica”. (Facebook)

Uzi partió para su entrenamiento básico en junio de 2016. Hablaba con su mamá y su papá cuando podía, compartiendo con ellos que era hostigado por su cultura y etnia. Luego regresó. Fue entonces cuando la familia notó que algo estaba mal.

“Cuando te vas no te das cuenta de lo valiosa que es tu cultura”, dijo su madre, Adriana Pecina, con voz temblorosa y con pañuelo en mano.

“Él regresó destrozado”, llorando afirmó su padre.

Ahora, mirando hacia el pasado, no se dieron cuenta de que las transiciones de la vida y el aislamiento podrían provocar que su hijo volviera a caer en la profunda depresión y ansiedad que acribillaron su infancia.

Pero ellos no sabían cómo hablar con sus hijos sobre el suicidio o cómo abordar los síntomas.

“Nunca preguntamos con claridad: ‘¿Te refieres al suicidio?’ Eso no venía en el manual para padres. Mis propios padres nunca lo mencionaron, simplemente dijeron que no lo hicieran”, dijo Percina.

Hoy estos padres se centran en ayudar a otros, tanto amigos y extraños, en la comunidad de Kansas City cuando éstos necesitan a alguien con quien hablar, tomarse de la mano o proporcionar recursos que ellos no tuvieron antes de la muerte de Uzi.

Como profesor de la Universidad de Missouri, Kansas City, Pecina entrega pulseras de color verde brillante con la frase “#DoItForUzi” (hazlo por Uzi), y ofrece la línea telefónica directa para prevención de suicidios: 1-800-273-TALK.

Y Adriana dice que compartir la historia de Uzi, la lucha silenciosa de su hijo, la ayuda a sanar y dar esperanza a otros que podrían haber estado en su lugar.

“Compartimos nuestra historia con la esperanza de salvar vidas”, dijo Adriana.

“También queremos compartir un mensaje de amor y esperanza, y asegurar a las familias en duelo que pueden vivir una ‘nueva normalidad’. Su ser querido siempre vivirá dentro de ustedes… Este mundo es mejor gracias a nuestro hijo, Uziel Melgoza Pecina Jr.”.

Pulseras que dice "do it for Uzi"
Foto: Pecina entrega estas pulseras a estudiantes, amigos y conocidos para que las personas sepan que no están solos. (Vicky Díaz-Camacho | Flatland)

Recursos a su alcance:

+ La mayoría de los empleadores tienen un Programa de Asistencia al Empleado (EAP). Es un programa voluntario, basado en el trabajo, que ofrece lo siguiente: evaluaciones gratuitas y confidenciales; asesoramiento a corto plazo; y referencias y servicios de seguimiento a los empleados que tienen problemas personales y / o relacionados con el trabajo. (Consulte con su empleador para obtener más detalles). 

+ Solace House es un centro para duelo y curación que apoya a niños, individuos y familias que han sido afectados por la muerte de un ser querido, ya sea anticipada o repentina e inesperada. Línea telefónica: 913-341-0318 

“Busco fortaleza para continuar. Busco coraje para ir más allá del dolor. Busco fe para creer que la felicidad vendrá otra vez. El consuelo es mi objetivo. Puedo encontrarlo. Puedo ayudar a otros a descubrirlo”. – afirmación de Solace House

+ Crossroads Hospice ofrece múltiples oportunidades de grupos de apoyo dentro de un radio de 60 millas. Comuníquese con Jeff O’Dell para conocer las ubicaciones de los grupos. Líneas telefónicas: 816-268-2634 / 1-888-603-6673 

+ La sala de emergencias de su hospital local puede ser un excelente último recurso cuando usted o un ser querido está en peligro y necesita asistencia inmediata. Al ingresar a la sala, solo haga saber al personal médico que tiene pensamientos suicidas y que está en peligro de lastimarse. Será tratado de inmediato. 

+ Usted o un ser querido puede llamar a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio en español: 1-888-628-9454; en inglés: 1-800-273-TALK (8255); para personas sordas y con dificultades auditivas: 1-800-799-4889. Es gratis, confidencial y disponible las 24 horas, los 7 días de la semana. 

+ Si usted es veterano en crisis, o amigo/familiar preocupado por un veterano, puede llamar o enviar un mensaje de texto a la Línea de crisis de veteranos y la Línea de crisis militar: 1-800-273-8255, presione 1

+ Cuando se encuentra en momento de crisis, hablar no siempre es el método preferido. Si prefiere comunicarse por texto, envíe un mensaje de texto a la Línea de crisis vía texto: 741-741

Joanna Jacobo Rivera contribuyó a esta versión del reportaje en español

Like what you are reading?

Discover more unheard stories about Kansas City, every Thursday.

Thank you for subscribing!

Check your inbox, you should see something from us.

Enter Email
Like what you’re reading? Flatland reaches into Kansas City’s communities to uncover stories you care about – like this. Support your local journalism here.

Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *